Alex Melecio es un cantautor nacido en Sinaloa, México y residente en Salt Lake City, Utah, EEUU.

Biografía

Alex Melecio canta con una voz que mezcla la fortaleza y masculinidad del charro mexicano con la suavidad y la dulzura de un baladista pop, y la usa para mezclar lo tradicional con lo inesperado.

De origen mexicano, tiene un amor por la música que lo ha acompañado desde el principio. Cuando era niño en Sinaloa, México, escuchó por primera vez las canciones de Pedro Infante y Roberto Carlos, así como también de los Beatles y los Bee Gees. Esas primeras experiencias comenzaron a formar en él una visión del mundo musical que años después encontraría a su alcance.

Ya mayor, habiéndose mudado a los Estados Unidos, comenzaron a presentársele oportunidades en el ámbito artístico, y Alex nunca dejó puerta alguna sin abrir. Con su voz, su carisma, y su conexión emocional tanto con la música como con su audiencia, se ha ganado el amor del público hispano, sin importar si la audiencia consistía de doce amigos o de 20,000 espectadores. En el 2012, fue finalista en “Tengo Talento, Mucho Talento”, uno de los programas más vistos entre la comunidad hispana en EEUU, donde su interpretación por primera vez impresionó a televidentes a nivel nacional.

En su primer disco, lanzado bajo el sello Rumor Records, Alex incluye tanto canciones de su propio puño y letra, como versiones frescas e inesperadas de los grandes éxitos de la música hispana. Con una voz profunda y tradicional, pero también ágil y moderna, interpreta canciones como “Y llegaste tú”, hecha famosa por Banda El Recodo, con un estilo pop acústico singular y una presencia emocional impactante. “Como quien pierde una estrella”, la nueva clásica de Alejandro Fernandez, también aparece, convertida en una versión pop/r&b sentida y conmovedora.

Pero no solo sus covers brillan. Sus canciones originales son profundamente personales, y las canta con una sinceridad penetrante. En “Si te tengo a ti”, una melodía retro-pop inolvidable, describe la esperanza y el valor que han llegado a su vida por medio de su esposa e hijos, y en “La mitad de mí”, una balada íntima y agridulce, desenmascara la nostalgia de haber salido de su país para hacer su vida en otro lugar.

En su disco debut, Alex demuestra tanto su respeto y admiración por lo mejor de la canción hispana, como también su poder de interpretación y autoría, mostrando que esa tradición está en buenas manos. De principio a fin, Alex nos entrega una mezcla perfecta de tradición e invención, dándole nueva vida a grandes éxitos y presentándonos dos futuras clásicas de la música hispana, y con solo escuchar un momento, es claro que su voz está destinada a tomar su lugar entre las más queridas de nuestra música.